, Suspenden sesión extraordinaria de Cabildo: no asisten regidores

Suspenden sesión extraordinaria de Cabildo: no asisten regidores

123 0
  • Discutirían la propuesta del Alcalde para ratificar o desaprobar a Rafael Padilla Díaz como titular del Órgano Interno de Control

La propuesta del Alcalde Luis Guillermo Benítez Torres para discutir y, en su caso, aprobar o desaprobar por parte del pleno del Cabildo la postulación de Rafael Padilla Díaz, para que sea designado por un periodo inmediato posterior de tres años como titular del Órgano Interno de Control, se quedó en espera.

Ello, porque ocho de los 14 integrantes del Cabildo de Mazatlán decidieron no asistir a la Sesión Extraordinaria de Cabildo 24.

Los ediles que no asistieron fueron José Manuel Villalobos Jiménez, Paulina Guadalupe Osuna Castañeda, Rodolfo Cardona Pérez, Santa del Carmen Tirado Díaz, María Teresa Núñez Millán, Ricardo Michel Luna, María Isabel Gamboa González, Felipe de Jesús Velarde Sandoval y Guadalupe Aguilar Soto.

Mismos que, durante la Sesión Extraordinaria de Cabildo 23 aprobaron la recomendación no vinculante del Sistema Estatal Anticorrupción de integrar una comisión transitoria para realizar un proceso de selección para proponer a un candidato para el Órgano Interno de Control.

Asistieron a la sesión Benítez Torres, la Síndico Procuradora, Elsa Bojórquez Mascareño, Adalberto Valle Pérez, Alberto Lizárraga y Guadalupe Elizabeth Ríos Peña.

Luego de pasar lista de asistencia, y ante la falta de cuórum legal, Benítez Torres pidió posponer por 15 minutos la realización de la sesión. Pasados los 15 minutos se decidieron a dar por terminada la reunión y se indicó que se convocaría para una nueva reunión para 24 horas después.

Adalberto Valle Pérez preguntó al Secretario del Ayuntamiento, José de Jesús Flores Segura, si a su oficina llegaron oficios de algunos regidores para justificar su ausencia.

Igualmente, Bojórquez Mascareño pidió que se mostraran a través de las pantallas esos oficios.

Flores Segura señaló que, al no haberse instalado la sesión, no podía exhibir esos documentos.

Finalmente, por la tarde llegó la convocatoria para la Sesión Extraordinaria 25 de Cabildo.

Pero con un cambio en el cuarto punto del orden del día, que será, ahora, discutir o aprobar, en su caso, la propuesta que realiza la Síndica Procuradora, Elsa Bojórquez Mascareño, sobre la postulación de Moisés Ríos Pérez, a efecto de que sea designado como titular del Órgano Interno de Control por un periodo de tres años a partir del 13 de octubre de 2020.

 

 

SE PRONUNCIAN ORGANIZACIONES CIVILES

Antes de la sesión de Cabildo, Observatorio Ciudadano de Mazatlán aseguró que envió un exhorto a los regidores para cumplir con la Ley de Gobierno Municipal y la Ley de Responsabilidad de los Servidores Públicos.

En esas leyes, explicó Gustavo Rojo Navarro, se asienta, el en Artículo 67 Bis A, que es facultad de la Síndica Procuradora proponer a quien ocupará el Órgano Interno de Control; mientras en el artículo 20 de la Ley de Responsabilidad de los Funcionarios Públicos se establecen los requisitos para quien ocupará ese cargo.

Por tanto, dijo, aprobar la permanencia de Rafael Padilla Díaz es ilegal y se les demandaría penalmente.

Apoyaron a Rojo Navarro 14 organizaciones civiles: Red de Mujeres Anticorrupción de Sinaloa, Observatorio de Designaciones Públicas, Fundar y Artículo 19, Iniciativa Sinaloa, A.C; Coparmex Sinaloa; Transparencia Mexicana, Observatorio Permanente del Sistema Estatal Anticorrupción de Jalisco, Observatorio Legislativo ITESO, de Jalisco, Colectivo de Mujeres Activas Sinaloenses, AC, Ethos Laboratorio de Políticas Públicas, Tojil, Consejo Cívico de las Instituciones A.C, de Coahuila, Red por la Participación Ciudadana A.C, de Chihuahua, Fuerza Ciudadana Anticorrupción y Consejo Ciudadano de Vigilancia y Transparencia de Ahome.

Magali Lara, de la Red de Mujeres Anticorrupción de Sinaloa. señaló que las organizaciones llamaron al Presidente Municipal de Mazatlán y al cuerpo de regidoras y regidores, a valorar la trascendencia de la selección.

Y, por tanto, deben asegurarse de cada paso se haga con prácticas altamente confiables, alejadas de cualquier interés personal y partidista, y apegadas a altos estándares de transparencia, participación efectiva, rendición de cuentas y pertinencia cultural.